5 de diciembre 2017 Malvinas Volver

Las primeras ocho familias de caídos en Malvinas serán notificadas de las tareas de identificación

Las primeras ocho familias de caídos en Malvinas serán notificadas de las tareas de identificación

Se encontraron cadenas, anillos, cruces, documentos y cartas. A partir de hoy, comenzarán a informar los resultados de la identificación y les entregarán a los familiares los sobres con las pertenencias de sus seres queridos.

Ocho familias de caídos en Malvinas recibirán hoy martes la noticia de si los restos de sus familiares están incluidos o no entre los 88 identificados por la Cruz Roja Internacional en el marco de las tareas realizadas en 121 tumbas del cementerio de Darwin con placas con la leyenda "Soldado argentino sólo conocido por Dios".
Desde la hoy, un primer grupo de cuatro familias fue convocada por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, encabezada por Claudio Avruj, para informarles sobre los resultados que el viernes último entregó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) de los trabajos de identificación realizados.
Así lo consignaron fuentes oficiales, en tanto desde el Cecim La Plata, una de las organizaciones que nuclea a ex combatientes, anunciaron que, a partir de las 10, acompañarán al predio de la ex Esma, donde funciona la Secretaría, a Marta Gómez, hermana de uno de los caídos en la Guerra de Malvinas, cuando tenía 19 años. "Es un cúmulo de emociones y un cúmulo de tristeza", sostuvo Norma Beatriz Gómez al referirse a la noticia con la que se enfrentará cuando sea notificada oficialmente sobre el resultado de los trabajos de identificación en relación a su hermano.
En pequeños sobres transparentes, apoyados con delicadeza sobre una mesa que acaricia apenas una bandera Argentina, se distinguen una alianza de oro, una cruz, dos chapitas gastadas, un anillo, una cadenita rota, algunos documentos de identidad, un carnet, una estampita de la Virgen, y muchas cartas resquebrajadas de letra apretada y papel amarillento que resistieron el paso del tiempo.
Son los objetos que los forenses encontraron en los cuerpos de los 88 soldados argentinos que fueron identificados en el cementerio de Darwin en el marco del Plan del Proyecto Humanitario que llevó adelante la Cruz Roja Internacional, desde el 20 de junio hasta el 7 de agosto de este año, junto a un equipo de catorce especialistas forenses de Argentina, Australia, Chile, España, México y Reino Unido.
Desde mañana, a las diez en punto, se procederá a informar a los familiares los resultados de las pruebas de ADN. Será en el Archivo Nacional de la Memoria. Ya ocho familias fueron citadas para esta primera jornada: cuatro a las diez de la mañana, las otras a la una de la tarde.
Allí, cuatro equipos de cuatro integrantes -en representación de la Secretaría de Derechos Humanos, el Centro Ulloa, el Equipo Argentino de Antropología Forense y el Ministerio de Desarrollo Social, más un representante de la Escribanía General de la Nación-, se sentarán con cada una de las familias de los caídos para dar los detalles del proceso de identificación de sus hijos, hermanos, padres, esposos.
En ese momento se les entregarán estos sobres con los objetos de sus seres queridos. "No sé si voy a poder soportar tanta emoción", le dice a Infobae una mamá de Malvinas. "Es algo que esperé tantos años que siento en mi corazón una mezcla de alivio y dolor. No quería irme de este mundo sin saber dónde estaba mi hijo", agrega Raquel Ugalde, madre de Daniel, muerto en la batalla final el 14 de junio de 1982.
“El tiempo no pasa cuando las heridas no cierran. Para mí es como si hubiese sido ayer cuando me avisaron que Horacio no había vuelto de las islas. Yo siento la presencia de mi hijo cada día de mi vida. En la cómoda de mi pieza tengo una foto suya, y yo le hablo. Le cuento cómo estamos, le pido que me ayude", llora conmovida Nélida Montoya, mamá de Horacio Echave, soldado de Lobos caído el último día de la guerra.
Las jóvenes y truncas historias de estos soldados de Malvinas reviven en los objetos que hoy están en los sobres transparentes esperando a sus madres. Vuelven a hacerse carne en cada carta que recibieron y leyeron con emoción en sus trincheras, en esas palabras que llegaban desde el continente y los acercaban al amor de sus familias, en cada beso que seguramente le dieron a ese Jesús que colgaba en su pecho, en las plegarias en las que se habrán encomendado a la Virgen en las heladas noches en los campos de batalla, en las cadenitas que llevaron hasta el último día, en todos esos pequeños objetos que guardaron como tesoro en los uniformes que los abrigaron hasta el día en que los encontró la muerte.
El coronel británico Geoffrey Cardozo, a quien en 1982 el Reino Unido le encomendó la difícil tarea de buscar los cuerpos enterrados en los campos de batalla y darles sepultura con honores en Darwin, y quien viajó a las islas este año para asesorar al equipo de antropólogos que llevaron adelante el trabajo, le dijo a Infobae desde Malvinas: "Esto es para los familiares. Yo puse mis pies en los zapatos de cada padre y de cada madre y sentí su dolor. Por eso cuidé y respeté a cada soldado argentino como si mis hijos fuesen los muertos en esa guerra".
Los cuerpos se preservaron durante 35 años y el trabajo pudo concretarse con éxito. Mañana los familiares tendrán la respuesta que tanto esperaron.


Fuente: El Diario del Fin del Mundo

Otras Noticias



Opiniones

Nos gustaría saber tu opinión... dejanos tu comentario!