12 de abril 2019 Interés General Volver

Tierra del Fuego: Primera estancia con energía eléctrica propia

Tierra del Fuego: Primera estancia con energía eléctrica propia

Gracias al ingenio de un joven descendiente de su fundador, Thomas Bridges, la estancia “Harberton” ya se alimenta completamente de electricidad con paneles solares

La nombrada estancia, es la primera del lado argentino de la provincia, fundada en 1886 por Thomas Bridges, que cuenta con electricidad generada por paneles solares..


Es administrada en este momento por Abby Goodall (quinta generación) y su marido Ricardo Lynch.

La estancia, fue declarada monumento histórico nacional.

“Harberton empezó en 1886 con ovejas y vacas, para luego depender casi exclusivamente de la producción de lana. Cuando se abrió la ruta J (en 1978 por el conflicto con Chile), empezaron a llegar los perros asilvestrados y atrás de ellos, los cuatreros.

Ambos hicieron estragos con la producción ovina. Sumado a la baja en el precio de la lana, nos pasamos a la cría de vacunos”.

Las vacas pudieron sobrevivir a los perros cimarrones, pero no así a los cuatreros. “Con la apertura de la ruta también llegaron los curiosos. Un día, al regresar de un rodeo, nos encontramos con gente extraña tomando nuestro café, en nuestras tazas, sentado en nuestro living, frente al hogar.

Fue el momento de tomar una decisión importante”, recordó.

“Sumado a esto, empezó a llegar un catamarán que bajaba muchísima gente en el muelle de la estancia, atravesando todo el casco para subirse a un bus.

Esto sin permiso y sin dejarnos nada a cambio. Mi mamá, Natalie Goodall, decidió hacer algo al respecto”, añadió.


Justamente su mamá, Rae Natalie Prosser de Goodall, organizó un tour guiado del casco y con su familia reorganizó parte de la casa principal para hacer una casa de té. “Esos primeros años atendimos a la gente que llegaba un poco a los ponchazos.

Mi papá (Tommy Goodall) y yo salíamos a hacer los tours guiados. Algunos días tuve que hacer hasta siete tours seguidos. Ahí empezamos, aunque antes de eso mi mamá había recibido a turistas que venían en barco. Les preparábamos un asado”, evocó.
“Eventualmente,  cuando nos cansamos de hacer tantas guiadas que nos sacaban mucho tiempo,  empezamos a contratar hijas de amigos para trabajar durante el verano.

La empresa creció y ahora contratamos a estudiantes de turismo y hotelería, en muchos casos brindándoles la posibilidad de su primer trabajo en el área que estudian, cosa que pocas empresas hacen. Harberton se ha convertido en un semillero para guías de turismo para la provincia”, resaltó.

Con respecto a la parte ganadera: “La dejamos en manos de terceros, que  alquilan el campo para producción vacuna”, dijo.


“Mamá es la que armó el museo de mamíferos marinos que está en la estancia, el museo “Acatushun”

Es magnífico. Es como estar bajo el mar viendo todos los delfines y ballenas en tamaño real”, graficó.


“En octubre recibimos a los alumnos de escuelas de la provincia sin cargo, para que los chicos puedan conocer parte de la historia de nuestra isla”, confió.



Por: Ramón Taborda Strusiat

Otras Noticias



Opiniones

Nos gustaría saber tu opinión... dejanos tu comentario!