10 de junio 2021 Gobierno Nacional Volver

Enojo en todo el gobierno con Mercedes Marcó del Pont por el cobro retroactivo del mono tributo

Enojo en todo el gobierno con Mercedes Marcó del Pont por el cobro retroactivo del mono tributo

Un informe técnico de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y la propia debilidad económica de muchos monotributistas, desaconsejaban el cobro retroactivo a enero de este impuesto. “El efecto retroactivo nunca fue autorizado por parte del presidente, Mercedes se cortó sola”, admiten en casa rosada, donde están enojados con la administradora federal. “Es un tiro en el pie, el propio Alberto (Fernández) está enojado”, cuentan desde Balcarce 50. Una medida cuestionable desde la doctrina tributaria, que además resta desde lo electoral.

Una medida económica que afecta a casi 4 millones de personas, aplicándoles un impuesto retroactivo que va desde $ 3.400 a $ 26.000, cuando muchos de esos contribuyentes, monotributistas solo tienen trabajos ocasionales y cobraron los $ 15.000 de Anses que se asemejan al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Entre los monotributistas hay plomeros, electricistas, dueños de bares afectados por la pandemia, o de comercios que venden menos por la misma. Sin embargo, el cobro retroactivo a enero es la medida que tomó la administradora federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, y que generó hasta el enojo del propio presidente Alberto Fernández.
Toda una novedad, considerando que el primer mandatario es el máximo sostén político de la economista formada en el desarrollismo, mientras que en el kirchnerismo la denominan sarcásticamente “Marcó del PRO”. Esta vez, el inevitable impacto electoral de la medida enojó al primer mandatario, a pesar que su amistad con la economista es de larga data. “Es un tiro en el pie. ¿Cómo explicas que un monotributista que necesita ayuda de la Anses para sobrevivir pague un impuesto retroactivo? Además, 1,7 millón de los mismos sólo viven de los ingresos que generan con este esquema, no tienen otro trabajo”, explicó a Minuto de Cierre una fuente de la Casa Rosada. “Hay mucho enojo, y están tratando de arreglarlo”, apuntó la misma fuente.
Por otra parte, en el “albertismo” asustaron tres temas. El impacto electoral, inevitablemente negativo, ya mencionado; la discusión doctrinaria sobre el cobro retroactivo de un impuesto, que parece destinada al fracaso; y especialmente lo que se considera un error político y una falta de sentido común. De cara a una futura renovación de Gabinete, Marcó del Pont era considerada candidata al Ministerio de Economía. Un cargo difícil de desempeñar para una persona que no entiende -considera, analiza, evalúa, el verbo que se considere más adecuado- las reales posibilidades económicas de los monotributistas.
Los argumentos sobre la trayectoria de Marcó del Pont, hasta ahora repetidos en el Instituto Patria, comienzan a resonar también en la Casa Rosada. Sobre todo, que en sus dos cargos importantes anteriores heredó situaciones sólidas y manejables. En el Banco Nación se apoyaba en el manejo profesional de Juan Carlos Fábrega, entonces gerente general, que luego fue presidente de la entidad, y más tarde del Banco Central de la República Argentina (BCRA). En tanto que en esa entidad, la rectora del sistema monetario, Marcó del Pont asumió con reservas superiores a u$s 50.000 millones, la mayoría de ellas líquidas, una situación que luego ningún otro presidente del BCRA pudo disfrutar.

Informe técnico contrario, guardado bajo siete llaves, y el “parche” que preparan

Por otra parte, según confiaron tres fuentes independientes entre sí a Minuto de Cierre, en la propia AFIP le desaconsejaron a Marcó del Pont el cobro retroactivo a los monotributistas. La subdirección general de Recaudación, a cargo de José Bianchi, emitió un informe que no aconsejaba la decisión tomada, sino todo lo contrario. Bianchi fue nombrado en su actual cargo por Marcó del Pont, y responde políticamente a la administradora federal, por lo que nadie vio una interna en esta cuestión. Por supuesto, los escuderos de Marcó del Pont en la AFIP están encargados de que este informe no se haga público.
Por otra parte, la doctrina tributaria en general, así como la Constitución Nacional, no aceptan el cobro retroactivo de impuestos. La decisión ya produjo una denuncia por parte de la Fundación Apolo, y el litigador serial José Magioncalda, acusando a la administradora federal de “violación de la propiedad privada”, la cual se perfeccionaría aplicando el cobro retroactivo del monotributo.
Quizás no sea una denuncia que tenga mucho recorrido. Pero, si las escasas posibilidades de los monotributistas no le impidieran contratar abogados, las denuncias o recursos de amparo por el cobro retroactivo se contarían de a miles. Más allá de la propuesta de la AFIP de pagar el retroactivo hasta en 20 cuotas, los contadores aconsejan a sus clientes no pagarlo por ahora.
Si todo ello no fuera suficiente, en la reunión de Gabinete Económico de mañana se anunciaría un intento de solución al tema, una especie de crédito blando para pagar el retroactivo. Un “parche”, considerando que la AFIP ofrece 20 cuotas con una tasa mensual inferior al 3%. Esta reunión, de la que participan tanto Marcó del Pont como ministros -Martín Guzmán, Matías Kulfas, Claudio Moroni-, el presidente del Banco Central (Miguel Angel Pesce), la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, entre otros, se realizará entre la mañana y el mediodía.
Allí, Marcó del Pont verá cómo desde otras áreas de Gobierno proponen una solución para un problema creado por ello. Aunque personal técnico y/o político de la propia AFIP le recomendó evitarlo. Y, lo más importante, una decisión que nunca avisó en la Casa Rosada, donde consideran que “se cortó sola con el retroactivo”.

Otras Noticias



Opiniones

Nos gustaría saber tu opinión... dejanos tu comentario!