19 de enero 2023 Internacionales Volver

Alaska: Un oso polar ataca a los habitantes de un pueblo y mata a dos personas

Alaska: Un oso polar ataca a los habitantes de un pueblo y mata a dos personas

Un oso polar ha sembrado este martes el pánico en un pueblo remoto, y ha matado a dos personas, según la policía estatal. A las 14.30 horas (las 22.30 en la España peninsular), la policía estatal, recibió un informe de un ataque de oso polar en la población de Wales, en el extremo occidental de la península de Seward, a orillas del estrecho de Bering, que separa a Estados Unidos de Rusia.

Según ha informado el departamento de seguridad pública, los informes iniciales hablaban de que “un oso polar había entrado en la comunidad y había perseguido a varios residentes”. El oso atacó mortalmente a una mujer adulta y a un hombre joven, de los que no se ha facilitado por ahora la edad ni la identidad.
Un residente local disparó al oso y lo mató mientras atacaba a la pareja, siempre según la información oficial. “La policía y el departamento de caza y pesca, están trabajando para desplazarse a Wales cuando las condiciones meteorológicas lo permitan”, añade el comunicado hecho público por las autoridades.
Wales es el pueblo más occidental del continente americano. Tiene apenas 150 habitantes, en su mayoría nativos inupiaq, no tiene localidades cercanas y está mal comunicada.
Los ataques mortales de osos polares son extremadamente raros, según el Anchorage Daily News. En 1990, un oso polar mató a un hombre en el pueblo de Point Lay, en el North Slope. Los biólogos dijeron más tarde que el animal mostraba signos de inanición. En 1993, un oso polar irrumpió por una ventana de una estación de radar de las fuerzas aéreas en la vertiente norte y mutiló gravemente a un mecánico de 55 años que sobrevivió al ataque.

Los osos polares tienen el tamaño de los grandes osos pardos, según el Departamento de Pesca de Alaska. Los machos más grandes pueden pesar más de 1700 libras (770 kilos), pero la media es de 600-1.200 libras (272 a 544 kilos) y de 2,4 a 3 metros de longitud. Las hembras adultas pesan entre 180 y 320 kilos.
Un informe publicado en 2017 por The Wildlife Society (sociedad de protección de la naturaleza) calificaba de “extremadamente raros” los ataques de osos polares registrados. Entre 1870 y 2014, los investigadores documentaron en una base de datos 73 ataques de osos polares salvajes, distribuidos entre las áreas de distribución del oso polar (Canadá, Groenlandia, Noruega, Rusia y Estados Unidos), que causaron 20 muertos y 63 heridos. “Se observó que los osos polares machos adultos con estrés nutricional eran los más propensos a suponer una amenaza para la seguridad humana. Los ataques de hembras adultas fueron raros y la mayoría se atribuyeron a la defensa de los oseznos”, indicaban las conclusiones del estudio.
El informe señala que los osos actuaban como depredadores en la mayoría de los ataques, y que casi todos los ataques implicaban a un máximo de dos personas. “Se justifica una mayor preocupación por la seguridad tanto de los humanos como de los osos a la luz de las predicciones de un mayor número de osos con estrés nutricional que pasan más tiempo en tierra cerca de las personas debido a la pérdida de su hábitat de hielo marino”, añadía.

Otras Noticias



Opiniones

Nos gustaría saber tu opinión... dejanos tu comentario!