3 de julio 2017 Prensa Volver

03 de Julio: Día del locutor, diferencias entre locutor y periodista

03 de Julio: Día del locutor, diferencias entre locutor y periodista

Locutor: No tiene obligatoriamente que saber de periodismo, redacción, edición, etc., se preocupa más por la dicción, cuidar el timbre de voz, el seguimiento en el ritmo de locución, etc.

El locutor se limita a leer lo que alguien le ha dado ya redactado. No es suya la idea ni la redacción del texto
El periodista investiga, consigue la información, la redacta y también puede locutarla
El locutor no suele aparecer en cámara, es una voz en off. No suele hacer entrevistas a menos que actúe como conductor, ese suele ser trabajo de periodistas al igual que ir a buscar las noticias. Los locutores no hacen exteriores,
Un locutor no tiene por qué ser periodista, y un periodista puede hacer de locutor o reportero.
Periodista: tiene obligatoriamente que saber de cultura general, noticias de deporte, cultura, nacionales, internacionales, economía, etc., además de redacción, ortografía, gramática, y también puede saber de locución o de televisión, depende en que se haya especializado, y por ejemplo también puede tener conocimientos de edición en televisión y no tener miedo de hablar en público, y muchas veces están obligados a saber de fotografía también.
El periodista es el que consigue y redacta la noticia; el locutor el que la emite, o sea, el que la dice, ya sea por radio o por TV.
Distinción entre la labor del periodista y la del locutor
El rol del periodista
El Periodismo es una parte fundamental dentro de la maquinaria democrática de cualquier país del mundo. Nadie es capaz de discutir la necesidad de un periodismo libre, sin ataduras, veraz, inmediata e informador, para contar los acontecimientos que se suceden diariamente en nuestro planeta.
Ha habido periodistas que o bien a través de sus cámaras fotográficas o por sus afiladas plumas, han sabido mostrarnos las crueldades de las guerras, los negocios sucios de la política, los acuerdos internacionales que se han firmado, los goles de la Selección o simplemente el último número premiado de la lotería.
Se puede juzgar la labor de los periodistas, se puede estar o no de acuerdo con sus opiniones, se puede elegir entre unos u otros dependiendo a que editorial respondan. Pero nadie se imagina un mundo sin periodistas, ni siquiera un país como llegó a escribir el “nefasto” periodista Horacio Verbitsky.
Sin embargo hay una pregunta que los lectores, oyentes o televidentes no se hacen y que sí está presente en la mente de estudiantes de comunicación social y periodismo: ¿Existe la democracia en la función del periodista? Y tal vez no sea sólo una la pregunta que está en el aire sino muchas más: ¿Existe realmente la libertad de expresión? ¿Es justa la compensación que recibe un periodista por su labor? ¿Conoce la gente las diferencias entre un locutor y un periodista? ¿Por qué hay tantas desigualdades entre el trabajo de uno y otro? ¿Qué separa a estos profesionales de los medios de comunicación?
Diferencias entre Periodista y Locutor:
Ante todo debemos definir qué es un periodista; según la real academia de la lengua (RAE), es aquel que “capta y da tratamiento, escrito, oral, visual o gráfico, a la información en cualquiera de sus formas y variedades”. Sin embargo si se le preguntara a un periodista qué es o qué es lo que hace, es probable que se sumerja en una larga charla ética y moral, más encaminada hacia lo que no es o no debe hacer un periodista. Si bien ambos profesionales, periodista y locutor, estudian la misma cantidad de años, tres, la formación del periodista está más encaminada hacia la teoría y la modernización constante en los avances de los medios, como es el periodismo digital.
Locutor, en cambio, según la RAE refiere a quien “habla ante el micrófono, en las estaciones de radio o televisión, para dar avisos, noticias, programas, etc.”. Podríamos afirmar que el mismo es como la “mano derecha escondida” de cualquier periodista, sin embargo su rol le impide la expresión de juicios de valor o la intervención en temas de actualidad.
“La locución le permite conducir, animar, actuar y pasar avisos comerciales.
Mientras que el periodismo se envuelve en el tópico de la opinión, ya es otra materia”.

Como bien sabemos la labor del locutor cuenta de una cierta protección. Determinadas tareas, como la difusión de avisos comerciales o boletines informativos, son funciones exclusivas de dicho profesional. La falta de una regulación similar dentro del periodismo ha generado un profundo debate en cuando a la necesidad de la formación académica para ejercer dicho rol.

“No veo bien que gente practique la locución o el periodismo sin ser profesional, agrega, dejando en claro la importancia en la formación para el posterior ejercicio.
La discusión queda abierta entonces en cuanto a la necesidad de analizar como las condiciones de ambas profesiones distan unas de otras y considerar, a partir de allí, que medidas serían necesarias para equiparar la protección de sus respectivos ejercicios.
Podemos concluir que más allá de las diferencias entre locutores y periodistas, los locutores siguen un estilo clásico y los periodistas por el contrario están en constante cambio lo cual debería ser reconocido por las empresas de medios para que las desigualdades no se conviertan en un conflicto entre expertos de la comunicación.
En tanto a los locutores, respetadas  señoras y señores  del mundo rasial y televisivo, son intocables dentro de sus zapatos. Muchos, incapaces de hilvanar una oración si una hojita en la mano que les haga de ayuda memoria. Los otros, los periodistas, son esas señoras y señores,  de frente traspirada que corren todo el santo día y parte de la noche para que el Sr. locutor se mantenga en su pedestal y tenga algo para decir además de la hora, la temperatura y la humedad.
Es verdad que no se deban mezclar los roles. Es en el único ámbito en el que sucede - no vemos un odontólogo haciendo el trabajo de un cirujano-.
Hoy se concibe, que cualquier persona pueda cubrir el rol de periodista o locutor sin serlo , y los ejemplos a nivel país, así lo demuestran.
Periodista o locutor, dos profesiones que están bien diferenciadas, pero que cada vez más se buscan juntar para lograr un locutor y periodista a la vez.  Instituciones educativas, han intentado fusionar la locución y el periodismo, pero como ha sido mal encarada y mal administrada, termino siendo un fracaso, ya que los egresados de perilocutor, no lograron ser ni una cosa, ni la otra, quedándoles huecos y falencias a la hora de chocarse con el mundo mediático. El locutor debe ser periodista y viceversa, ya que si se está atrás de un micrófono, se debe saber cómo hablar y como expresarse, pero para lograr ser un buen profesional del habla, debe estudiar las dos carreras por separado y una vez recibido, funcionar todo lo aprendido para poder lucirse dentro de los medios.

Otras Noticias



Opiniones

Nos gustaría saber tu opinión... dejanos tu comentario!