18 de julio 2017 Barriales Volver

Tierra del Fuego: Fiestas clandestinas en Río Grande, derivan en peleas y sexo al aire libre

Tierra del Fuego: Fiestas clandestinas en Río Grande, derivan en peleas y sexo al aire libre

Vecinos denunciaron que en un departamento de chacra XIII, todas las noches se producen fiestas con gran presencia de menores y de alcohol. Durante la madrugada esto termina con peleas, gente defecando en los patios comunes de los edificios donde además tienen sexo, a la vista de todos los vecinos. Elevaron notas denunciando que el departamento pertenece a un ministerio del gobierno.


De sueño a pesadilla han pasado los vecinos del barrio Chacra XIII, que desde hace unos 5 meses deben soportar amenazas, peleas, desordenes, fiestas clandestinas, excesos de alcohol y la sospecha de otras sustancias, terminan con gente que tiene sexo y hace sus necesidades fisiológicas en el exterior, a la vista de todos los habitantes del lugar. Denunciaron la situación ante oficinas públicas porque señalan que el lugar pertenece a un ministerio.

La situación se da en el departamento ubicado en la calle Gianmarini 3356 planta baja, el que, según expresaron vecinos, se encuentra en poder del gobierno,  porque durante varios años han sido alojadas familias en situación de riesgo, recibiendo la visita de profesionales asistentes sociales, entre otros, que certificaban las necesidades y condiciones en las que habitaban hasta que finalmente se solucionaban su situación y dejaban el lugar a otras familias.

Finalmente, hace poco más de 5 meses, una familia abandonó el lugar dado que el padre era buscado por la justicia, y sin devolver el departamento, entregaron la llave a una joven de 21 años que vive allí desde ese entonces junto a otra de 20. Fue el momento en el que comenzó el caos y descontrol para todos.

Los vecinos denunciaron que en este departamento, por la noche se producen fiestas clandestinas, cobran entradas,, en su mayoría, menores de edad, logrando juntar a más de 70 personas en un departamento tipo, de dos dormitorios, cocina, living comedor y baño. Previo al inicio de esta fiesta que suceden a diario, se ven jóvenes ingresando con mochilas repletas de botellas, por lo que alcohol es lo que abunda.

Tras el comienzo del descontrol, esto sucede después de las 22.00 a 23.00 horas; el sonido es ensordecedor, además del exceso en el consumo de alcohol que lleva al cierre de las fiestas con peleas y batallas campales entre la concurrencia, piedrazos y botellazos han dejado un terrible saldo en los vehículos estacionados. Como si esto, no fuera demasiado, los excesos sucedidos en el interior terminan con gente defecando en el patio común de los edificios y gente teniendo relaciones sexuales en el mismo lugar, al aire libre, al lado de las ventanas de los restantes departamentos.

Estas situaciones han sido denunciadas por los vecinos mediante notas elevadas al Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), desde donde les respondieron que era jurisdicción del ministerio de desarrollo social, en tanto que en esta otra oficina pública tomaron la denuncia pero sin brindar soluciones hasta el momento.

Las sospechas de cosas más graves ocurren cuando sugerentemente llegan y salen motos de pequeña cilindrada permanentemente por la noche, además de la llegada de personas que entregan dinero y esperan a metros del departamento, luego de una breve espera desde el departamento le entregan algo y la persona se retira.

Los vecinos dialogaron con este medio manifestando que viven amenazados y con mucha impotencia por no lograr una solución y la paz para todas las familias de la zona.

Fuente: www.24horas.com.ar


Foto Ilustrativa

Otras Noticias



Opiniones

Nos gustaría saber tu opinión... dejanos tu comentario!